Key Driver Analysis

En resumen, el análisis de key drivers o análisis de factores es una técnica muy útil para identificar los factores que influyen en el comportamiento o resultado que se quiere mejorar, permitiendo a la empresa enfocar sus esfuerzos en aquellos aspectos que son más importantes para los clientes o consumidores.

Esta técnica es particularmente útil para identificar los factores que impulsan la satisfacción del cliente, la lealtad o la intención de compra.

El análisis de key drivers se lleva a cabo en varias etapas:

Proceso Key Driver Analysis


  1. Identificación de las variables relevantes: en esta etapa se identifican las variables que se relacionan con el comportamiento o resultado que se quiere analizar. Estas variables pueden incluir aspectos como el precio, la calidad del producto, la atención al cliente, la marca, entre otros.
  2. Recopilación de datos: se recopila información de los clientes o consumidores mediante encuesta o entrevistas, en las cuales se les pregunta sobre su nivel de satisfacción o experiencia con los productos o servicios de la empresa.
  3. Análisis de los datos: se utiliza un modelo estadístico para analizar la relación entre las variables identificadas y el comportamiento o resultado que se quiere analizar. Por lo general, se utiliza un análisis de regresión para identificar qué variables tienen una mayor influencia sobre el comportamiento o resultado.
  4. Identificación de los key drivers: una vez que se ha llevado a cabo el análisis estadístico, se identifican las variables que tienen una mayor influencia en el comportamiento o resultado que se quiere analizar. Estas variables son los key drivers o factores clave.
  5. Priorización de los key drivers: finalmente, se priorizan los key drivers en función de su importancia relativa. Esto permite a la empresa enfocar sus esfuerzos en aquellos factores que tienen una mayor influencia en el comportamiento o resultado que se quiere mejorar.

Ejemplo de aplicación:

Supongamos que una empresa de alimentos quiere conocer los factores que influyen en la satisfacción del cliente con sus productos. 


  1. Identificación de las variables relevantes: en este caso, se podrían identificar variables como la calidad de los ingredientes, el sabor, el precio, el empaque y la disponibilidad en tiendas.
  2. Recopilación de datos: se podría realizar una encuesta a los clientes para preguntarles sobre su experiencia con los productos de la empresa, su nivel de satisfacción y su intención de compra en el futuro.
  3. Análisis de los datos: se podría utilizar un análisis de regresión para identificar qué variables tienen una mayor influencia en la satisfacción del cliente. Por ejemplo, el análisis podría mostrar que la calidad de los ingredientes es el factor que más influye en la satisfacción del cliente.
  4. Identificación de los key drivers: en este caso, el key driver sería la calidad de los ingredientes.
  5. Priorización de los key drivers: la empresa podría enfocar sus esfuerzos en mejorar la calidad de los ingredientes, ya que este factor tiene una mayor influencia en la satisfacción del cliente.

¿Necesitas un ejemplo o caso de éxito con esta metodología?

Si quieres conocer un ejemplo más a detalle, descarga algún caso de éxito aquí.